Archivo

Archive for the ‘cultura’ Category

10 cosas que aprender de la paradoja de Pablo Amargo

15 mayo, 2018 Deja un comentario
Silla con gato. Ilustración de Pablo Amargo

Pablo Amargo.  Exposición en Museo ABC

A la hora de beber de trabajos de otros autores, los pintores e ilustradores resultan interesantes, pues en muchas ocasiones se enfrentan a problemas similares a los que nos enfrentamos los fotógrafos, si bien su forma de resolverlos es diferente.

En este sentido, Pablo Amargo1 es uno de los ilustradores españoles más reconocidos internacionalmente, y sus dibujos, en los que usa la paradoja como herramienta retórica, son sobresalientes. Estuve en la charla “Apología de la paradoja” que tuvo con Samuel A. Omeñaca2 en el Museo ABC3 a propósito de su obra, de la que he extraído algunas notas que pueden resultar de gran utilidad a la hora de reflexionar sobre nuestros proyectos fotográficos.

Nota: el siguiente texto no es una transcripción literal del contenido de la charla, sino que reproduce las ideas extractadas y agrupadas en varios pilares principales de la forma más fidedigna posible, que luego he adaptado al ámbito fotográfico. En ningún caso se ha alterado o se ha pretendido alterar el sentido de las opiniones e informaciones aportadas por el artista. 

Relación entre imagen y texto

  1. Define la ilustración como el “choque poético que se establece entre una imagen y el texto.” Para mí, esto quiere decir que  no busca una adaptación literal de la imagen al texto, sino una suerte de identidad propia de la imagen que pueda funcionar posteriormente con un texto. 
  2. Para él, una imagen funciona cuando retiras el texto y sigue teniendo un sentido propio, aunque sea generando nuevos significados. En términos de fotografía hablaríamos de imágenes que se sostengan por sí mismas. Esto me lleva a la cita de Robert DoisneauDescribir es destruir, sugerir es crear“.
  3. Rehuye el texto: Para él, el texto compite con la imagen, y la imagen debe prevalecer. No se puede permitir que la imagen no funcione sin texto. Pablo argumentaba que  “Las imágenes están ya en las palabras.” Dentro del trabajo fotográfico resulta difícil ser tan exigente debido a la naturaleza polisémica de las imágenes que captamos, pero me resulta interesante ver cómo otros autores superan esta limitación con imaginación. Además, pensar en dar sentido a la imagen “anclándola” al texto, como indicaba Barthes4, creo que nos lleva a fotografías menos interesantes que aquellas que hablan por sí solas. En cualquier caso, podemos pensar que la imagen captada puede multiplicar la información del texto mejor que suplementarlo.

El proceso creativo

  1. Trabaja partiendo del aburrimiento, profundizando en las ideas, insistiendo a base de varias sesiones durante el día, hasta llegar a la epifanía. No trata de sacar infinidad de ideas, sino de desarrollar con tesón unas ideas iniciales. Creo que se puede obtener un trabajo más sólido profundizando en unas pocas ideas, que lanzando una multitud de ideas sin sentido, o sin un trabajo posterior que las enriquezca.
  2. Suele partir de una base, algo de lo que ha visto que le obsesiona: Revisando dibujos antiguos, fotografías, imágenes, etc. Todos tenemos referentes, y un bagaje cultural y de experiencias que nos condiciona. Miremos a nuestro interior, a lo que nos gusta, y saquemos lo que nos hace únicos.
  3. Amor hacia las formas, lo visible, lo palpable, jugando con la paradoja5 . Tener la capacidad de “ver” las escenas en dos dimensiones y trabajar en su forma y geometría es una lección de la que ya nos hablaba Henri Cartier-Bresson6, y que nos ayudará a crear imágenes mucho más potentes.
  4. Busca el desconcierto jugando con la combinación de las imágenes, mezclando, combinando razón e intuición. Para mí, esta es una observación poderosísima: Para el fotógrafo callejero, encontrar estas imágenes le obliga a tener paciencia y a desarrollar su capacidad de previsualización (Aunque no en el sentido visual de  Ansel Adams7 sino casi en el sentido predictivo de Arthur Rimbaud8) . En el caso de la fotografía escenificada, me hace pensar en dar una vuelta de tuerca más, pensar siempre un poco más las imágenes. No obstante, el desconcierto es un ingrediente que vemos en obras fotográficas tan potentes como las de Diane Arbus, o Duane Michals en sus secuencias.
  5. Despojar, limpiar para encontrar la mejor versión. Esta fase se optimiza con la experiencia. Al igual que sucede con la fotografía, la idea es más potente cuanto más “limpia” está la imagen. Todo lo que aparece en una foto, hasta la última brizna de hierba de un jardín, debe hablar de lo que queremos contar o sugerir.

Estilo

  1. No jerarquiza las imágenes: Elimina el rostro de los personajes, pero no por estética, sino para que el espectador mire el entorno del personaje y lea la imagen completa. Como contrapartida, al no identificar al personaje, no empatiza con el lector. Esto me resultó particularmente interesante: El personaje en sus ilustraciones es un elemento más que no tiene por qué tener más protagonismo que otros elementos. A nivel compositivo dentro de la fotografía nos llevaría a olvidarnos del “quién” para potenciar el “cómo” (Sin entrar ahora en “quién” es la persona que tenemos delante.9) Ahora bien, la fotografía está vinculada irremediablemente al referente4, y desde ese punto de vista, es inevitable obviar la identidad del sujeto. Lo que no quiere decir que no podamos jugar con sombras o, simplemente, alejarnos para hacer de estos sujetos meros elementos compositivos.

Filosofía

  1. Para Pablo Amargo, las imágenes son más importantes que él mismo: Trabaja para sus imágenes, no para agencias: Extremo respeto por las imágenes y por su trabajo, hasta el punto de rechazar encargos que no le parecían adecuados o alineados con su línea de trabajo. Yo casi diría que es ser fieles a nosotros mismos y a nuestro trabajo: Algo fundamental.

“El arte es una voz en la noche que acompaña a alguien. No puedes traicionar esa voz. Sé fiel a la voz, a tu actividad. Tendrás que renunciar a muchas cosas.” Pablo Amargo

Más referencias


      1. Más información sobre Pablo Amargo en
        1. RTVE: Pablo Amargo: “Las buenas ideas resisten el paso del tiempo” y
        2. Jot Down: Pablo Amargo: “La idea es el motor; la técnica, solo el mínimo exigible”  
      2. Escritor, redactor, y locutor. 
      3. Exposición “Pablo Amargo: Mancha mínima, idea máxima”
      4. BARTHES, Roland. “La cámara lúcida”
      5. Dentro del campo fotográfico, jugando con la paradoja, conviene reseñar sin ninguna duda el trabajo de Chema Madoz.
      6. CARTIER-BRESSON, Henri. “Fotografiar del natural”
      7. Graham Clark Photography: How to pre-visualize like ANSEL ADAMS Ansel Adams’ Story of Visualization en YouTube
      8. RIMBAUD, Arthur. “Cartas del vidente”
      9. En acción: Nueva serie de retratos en clave baja
Anuncios

Visita a Exposición: Marc Pataut en el Museo Reina Sofía

28 abril, 2018 Deja un comentario
(Viernes 14 enero 1994 – Saint-Denis / Grand Stade – Cornillon Nord / La casa de Jorge Clamote)

Marc Pataut. (Viernes 14 enero 1994 – Saint-Denis / Grand Stade – Cornillon Nord / La casa de Jorge Clamote) Exposición “Primeras Tentativas” en el MNCARS

Si hay una entidad que me resulta interesante, es el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) de Madrid. No sólo por los autores expuestos, sino por el excelente trabajo que hay detrás de algunas visitas guiadas. Aquí podremos ver la exposición “Primeras Tentativas” este veranito.

Conocía el trabajo de Marc Pataut por el libro de François Soulages1 en el que utiliza el trabajo de este fotógrafo para ilustrar el apartado “La transferencia del sin-arte al arte”. Aquí explica cómo Pataut impartió en los años 80 un taller de fotografía a niños psicóticos en Francia, con los que estuvo trabajando durante unos meses, y cómo las fotografías obtenidas, que los mismos niños realizaban, modificaron su concepción de la fotografía y revolucionaron las bases de la fotografía documental en Francia, donde la cultura intelectual sobre la fotografía se había quedado básicamente en Barthes2

Una de las preguntas que se plantean es “Quién es el autor de las fotografías”, pero no voy a revelar la respuesta… Más interesante es el papel que desarrolla el fotógrafo como activista, y cómo Pataut desarrolla un lenguaje en el que se manifiesta una relación entre el sujeto y el fotógrafo, renovando la fotografía  documental como el resultado de esta relación.

Pataut se vincula de forma activa directamente con los colectivos que representa en sus fotografías conviviendo con ellos, compartiendo, y reflejando en un diario sus experiencias vitales, dotándoles en algún momento incluso de una cámara de fotos para que reflejen sus vivencias.

La exposición muestra algunos de estos trabajos, bien el de los niños del hospital en el que se ve la selección efectuada por Pataut, como otros posteriores, especialmente en la década de los 90, en los que se incluye dentro de las “movilizaciones sociales del precariado” a través del colectivo “Ne Pas Plier” (Que él mismo funda) poniendo sobre la mesa el desempleo, el desalojo de los habitantes de “Le Cornillon”, o la situación de los mineros de la industria desmantelada de Sallaumines, finalizando la exposición con una obra colaborativa resultado de sus paseos por los terrenos de un antiguo hospital psiquiátrico con Sandra Álvarez Toledo, bajo el título “Laotil”, que para mí refleja cierto carácter poético.

No impone una visión épica, no busca grandes momentos, ni una estética profesional, no transmite condescendencia ninguna, más bien parece formar parte de estos grupos en los que se implica, y transmite esa visión subjetiva, de forma incluso colaborativa, que tiene como parte de ellos.

Se empapa de sus vidas, derriba sus propios prejuicios, y descubre mundos nuevos en los que se plantea, no sólo el valor de la fotografía, sino incluso su propia forma de vivir.

“La pregunta que se plantea no es la de ¿qué tipo de arte queremos hacer?, sino la de ¿en qué tipo de mundo queremos vivir?” Marc Pataut

Referencias bibliográficas


  1. SOULAGES, François. Estética de la fotografía. Edit. La marca 
  2. BARTHES, Roland. La cámara Lúcida. Edit. Paidós.