Archivo

Archive for the ‘Exposiciones fotográficas’ Category

Visita a Exposición: Carlos Cánovas en el Museo ICO. 10 características destacables.

12 julio, 2018 Deja un comentario
Carlos Cánovas. PAISAJE ANÓNIMO / ANONYMOUS LANDSCAPE. Cizur Menor, 1993

Carlos Cánovas. EXTRAMUROS / OUTSKIRTS
PAISAJE ANÓNIMO / ANONYMOUS LANDSCAPE. Cizur Menor, 1993. Exposición “En el tiempo.” Museo ICO.

Es difícil ver la poesía en un paisaje más allá del manido juego de la evidencia y la belleza… En el caso de Carlos Cánovas1, que trasciende con mucho las limitaciones de la forma, esto no es así. En el juego constante que desborda su fotografía con la relación de los límites entre  la naturaleza y la construcción humana, los muros, tapias, el ladrillo… se genera una tensión constante, unos momentos que nacen de la reflexión, de los que en ocasiones brota poesía.

La exposición “En el tiempo”2 muestra su trabajo en el Museo ICO deMadrid3, y nos muestra un autor interesante y con un trabajo rico, no sólo por la excelente calidad de su trabajo, sino porque además tenemos la suerte de que publica en un blog4 parte de sus reflexiones fotográficas.

La arquitectura es el trasfondo de las exposiciones en el Museo ICO, por lo que no podemos obviar que forma una parte sustancial de este trabajo, como sucede con otros fotógrafos referentes de la “nueva topografía”, como Robert Adams.

10 aspectos sobresalientes de la fotografía de Carlos Cánovas

 

1.Todo puede suceder a menos de dos kilómetros de tu casa

Y a su vez, podemos ver lo universal en este pequeño radio particular. En los alrededores de la ciudad, en los polígonos industriales, en los barrios periféricos, en nuestro pueblo, hay cantidad de elementos que son comunes a todas nuestras experiencias personales. Muchas de las fotos de la exposición están realizadas a menos de dos kilómetros de la casa del fotógrafo.

2. La poesía está en tu mirada

¿Cuántas veces hemos visto la luz de una lámpara, un reflejo, o la sombra de una planta? Son elementos sencillos y cotidianos con los que Carlos crea poesía.

3. La “luz negra” de Bilbao

Yo desconocía este aspecto hoy desaparecido de una ciudad industrial en el que el fuego de las fundiciones iluminaba la noche como si de una distopía se tratara… que refleja en su fotografía.

4. La gente distrae en la fotografía de paisajes

Una persona en alguno de los paisajes que él fotografía, nos llevaría indudablemente a fijarnos en ella en lugar de ver el paisaje como un todo, y observar cuidadosamente la escena. Por eso en las fotos de la exposición no hay personas.

5. La fotografía como extensión de ti mismo

No es casualidad que Carlos realice paisajes, que no haya gente, que busque momentos concretos, que en su fotografía adivinemos el paso del tiempo y una reflexión previa. Es algo que obedece a una forma de ser y de pensar.

6. El interés del “aquí no pasa nada

Aparentemente en sus fotos “no pasa nada”, no hay una presencia humana que nos haga pensar que algo está sucediendo… sin embargo, la presencia está ahí, en los muros y en las historias que los atraviesan a través de esa naturaleza contenida que sale por detrás, de esas sombras…

7. La importancia del dominio de la técnica

En sus fotos se adivina una extensa gama de grises, un dominio exquisito de la luz, la exposición perfecta en luces y sombras, imágenes con gran profundidad de campo… que nos hablan del trabajo que hay por detrás para no perdernos un detalle.

8. Trabajar en series

Ayuda a ponerse objetivos, y a mostrar nuestro trabajo.

9. El minimalismo es poderoso

Algunas fotografías nos llevan a nuestro consabido mantra fotográfico: “Menos es más”.

10. El poder evocativo de la huella de lo humano

La tensión que genera lo humano, la construcción, los límites…

Para conocerle mejor, nada mejor que visitar su web, y leer esta entrada de su blog, en la que nos habla del fotógrafo como Depositario exclusivo y del que extraigo esta reflexión:

El fotógrafo pasa a ser el portador de algo vivo, algo que él engendró, que irremediablemente ama y de lo que, ni siquiera en una mínima parte, se quiere desprender. Porque es suyo, porque es él mismo.” Carlos Cánovas

Finalizo el artículo con una cita suya, que me gusta por todo lo que implica dentro del lenguaje de la fotografía, y concretamente de la especialidad que más practico yo: El retrato.

Los ojos autentican un retrato. Al eliminarlos, negamos ese retrato o, en el mejor de los casos, lo trasladamos a otro territorio, negamos el género retrato para convertirlo en otra cosa.” Carlos Cánovas

Referencias


  1. CÁNOVAS, Carlos. Web: carloscanovas.com
  2. Exposición “En el tiempo. Carlos Cánovas”, en Museo ICO hasta septiembre de 2018. 
  3. Museo ICO. Madrid. www.fundacionico.es/arte/ 
  4. Blog: carloscanovas.com
Anuncios

Visita a Exposición: Marc Pataut en el Museo Reina Sofía

28 abril, 2018 Deja un comentario
(Viernes 14 enero 1994 – Saint-Denis / Grand Stade – Cornillon Nord / La casa de Jorge Clamote)

Marc Pataut. (Viernes 14 enero 1994 – Saint-Denis / Grand Stade – Cornillon Nord / La casa de Jorge Clamote) Exposición “Primeras Tentativas” en el MNCARS

Si hay una entidad que me resulta interesante, es el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) de Madrid. No sólo por los autores expuestos, sino por el excelente trabajo que hay detrás de algunas visitas guiadas. Aquí podremos ver la exposición “Primeras Tentativas” este veranito.

Conocía el trabajo de Marc Pataut por el libro de François Soulages1 en el que utiliza el trabajo de este fotógrafo para ilustrar el apartado “La transferencia del sin-arte al arte”. Aquí explica cómo Pataut impartió en los años 80 un taller de fotografía a niños psicóticos en Francia, con los que estuvo trabajando durante unos meses, y cómo las fotografías obtenidas, que los mismos niños realizaban, modificaron su concepción de la fotografía y revolucionaron las bases de la fotografía documental en Francia, donde la cultura intelectual sobre la fotografía se había quedado básicamente en Barthes2

Una de las preguntas que se plantean es “Quién es el autor de las fotografías”, pero no voy a revelar la respuesta… Más interesante es el papel que desarrolla el fotógrafo como activista, y cómo Pataut desarrolla un lenguaje en el que se manifiesta una relación entre el sujeto y el fotógrafo, renovando la fotografía  documental como el resultado de esta relación.

Pataut se vincula de forma activa directamente con los colectivos que representa en sus fotografías conviviendo con ellos, compartiendo, y reflejando en un diario sus experiencias vitales, dotándoles en algún momento incluso de una cámara de fotos para que reflejen sus vivencias.

La exposición muestra algunos de estos trabajos, bien el de los niños del hospital en el que se ve la selección efectuada por Pataut, como otros posteriores, especialmente en la década de los 90, en los que se incluye dentro de las “movilizaciones sociales del precariado” a través del colectivo “Ne Pas Plier” (Que él mismo funda) poniendo sobre la mesa el desempleo, el desalojo de los habitantes de “Le Cornillon”, o la situación de los mineros de la industria desmantelada de Sallaumines, finalizando la exposición con una obra colaborativa resultado de sus paseos por los terrenos de un antiguo hospital psiquiátrico con Sandra Álvarez Toledo, bajo el título “Laotil”, que para mí refleja cierto carácter poético.

No impone una visión épica, no busca grandes momentos, ni una estética profesional, no transmite condescendencia ninguna, más bien parece formar parte de estos grupos en los que se implica, y transmite esa visión subjetiva, de forma incluso colaborativa, que tiene como parte de ellos.

Se empapa de sus vidas, derriba sus propios prejuicios, y descubre mundos nuevos en los que se plantea, no sólo el valor de la fotografía, sino incluso su propia forma de vivir.

“La pregunta que se plantea no es la de ¿qué tipo de arte queremos hacer?, sino la de ¿en qué tipo de mundo queremos vivir?” Marc Pataut

Referencias bibliográficas


  1. SOULAGES, François. Estética de la fotografía. Edit. La marca 
  2. BARTHES, Roland. La cámara Lúcida. Edit. Paidós.